La propiedad de las cosas

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

“¿Lo dices en serio? ¡Nunca dije que te fuera a matar!”, se escuchó decir a Serena cuando la juez de línea le explicó al de silla delante suyo lo que había ocurrido.

Así comenta J.J. Mateo la descalificación de Serena Williams en el partido de semifinales de tenis del abierto de Estados Unidos, como si lo que la tenista tuviera delante de ella fuese de su propiedad.

Ya ves que no quiero hablar aquí de tenis. Desde hace algún tiempo estoy en pie de guerra contra el uso de los pronombres posesivos cuando en realidad debieran emplearse los personales porque algunas personas de mi entorno los están utilizando con bastante frecuencia y para colmo me encuentro con una noticia en El País en la que cometen el mismo gazapo. Me cuesta aceptar esta transgresión léxica (algunos pensaréis que soy un poco intransigente), pero que la infracción tenga lugar en medios del alcance que tiene el periódico en cuestión me resulta increible (por lo que de contaminante tiene).

Creo que el autor debiera haber puesto un poco más de cuidado en la redacción. Pienso que la mayoría sabemos (y creo que J.J. Mateo también) que lo correcto hubiera sido escribir “…se escuchó decir a Serena cuando la juez de línea le explicó al de silla delante de ella lo que había ocurrido”, porque lo que tenía la tenista delante de ella no era suyo.

Actualización 14/Octubre/2009

He visto que el artículo al que se hace referencia en esta entrada ha sido corregido. Pensé, por ello, en eliminarla sin más, pero dos razones me han decidido a añadir esta actualización en vez de quitarla:

  • Que no recibí comunicación alguna de J.J. Mateo diciendome que se había dado cuenta por mi artículo. Esto no sé si debido a que no fue esta entrada la que ilustró a J.J. Mateo o porque no quiso simplemente. En cualquiera de ambos casos, supongo que yo tampoco tengo ninguna obligación con respecto a él.
  • Que considero que es bueno que se mantenga la entrada como denuncia del incorrecto uso del pronombre.
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Nombre
Correo electrónico
Web