Ajuste proporcional y recorte de imágenes con GIMP

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Caso práctico: Partimos de una imagen, una foto de 3358 X 1832 pixeles. Vamos primero a cambiar su tamaño, a reducirlo a 1000 X 546 píxeles (un escalado proporcional, algo menos de 1/3) con el fin de, posteriormente, recortar parte de ella (300 X 400 píxeles). Utilizaremos GIMP versión 2.6.3 para hacerlo.

GIMP (acrónimo de GNU Image Manipulation Program) es un programa con licencia GNU para manipulación de imágenes, que podría considerarse (tal vez sea mucho decir) la versión libre y gratuita de Photoshop; lo que sí es seguro es que se trata de un programa muy, muy sobrado para el uso que la mayoría podemos hacer para tratamiento de imágenes. Si no lo tienes, puedes descargarlo ya e instalarlo.

Una vez descargado e instalado, estos son los pasos a seguir para redimensionar proporcionalmente la imagen y luego recortar un fragmento de ella.

  1. Abrimos la imagen
  2. Vamos a ajustar el tamaño: Seleccionamos el menú Imagen->Escalar la imagen…
  3. Establecemos los parámetros deseados. En nuestro caso, simplemente cambiamos la Anchura a 1000 y pulsamos el botón Escala. Mantenemos los demás parámetros. La altura se cambia automáticamente al tener activa la proporcionalidad (cadena derecha de los cuadros de Anchura y Altura).
    .
  4. Vamos a recortar un trozo: Elegimos el menú Imagen->Tamaño del lienzo…
  5. Establecemos los parámetros deseados:
    • Anchura: 300
    • Altura:400
    • Has de pinchar en el icono de la cadena marcado en rojo “para romperla”, para que no mantenga automáticamente la proporcionalidad.
    • Redimensionar capas: Todas las capas
    • Colocación de la foto: Arrastramos la muestra de la imagen (marcada por el círculo de color azul) para situar el cuadro de la medida establecida (centro de la muestra) en el punto de la imagen que queremos recortar

  6. Este es el resultado (bueno, no acerté con el recorte: pienso que comí mucho cielo y dejé demasiado suelo, pero para el propósito de este post puede valer, supongo).
  7. Sólo quedaría guardar la imagen: Menú Archivo->Guardar como…. En este cuadro de diálogo seleccionamos la carpeta en la que queremos guardar la imagen, escribimos el nombre seguido de punto y la extensión (“.jpg” o “.gif” o “.png“) y pulsamos el botón Guardar.

    Hablo de estos tres formatos por ser los más comunes de los formatos comprimidos. Por supuesto, existen otros muchos más y, si quieres, en vez de escribir la extensión del fichero que vas a crear, puedes “seleccionar el tipo de archivo por extensión” haciendo clic en el lugar al efecto en el cuadro de diálogo.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Envía un comentario sobre Ajuste proporcional y recorte de imágenes con GIMP